domingo, 16 de enero de 2011

Sistema Nervioso.

Introducción.
El Sistema Nervioso, el más completo y desconocido de todos los sistemas que conforman el cuerpo humano, asegura junto con el Sistema Endocrino, las funciones de control del organismo.
Es capaz de recibir e integrar innumerables datos procedentes de los distintos órganos sensoriales para lograr una respuesta del cuerpo, el Sistema Nervioso se encarga por lo general de controlar las actividades rápidas. Además, el Sistema Nervioso es el responsable de las funciones intelectuales, como la memoria y las emociones. Su constitución anatómica es muy compleja, y las células que lo componen, a diferencia de las del resto del organismo, carecen de capacidad regenerativa.
Tiene a su cargo múltiples funciones, entre las cuales podemos citar tres de las más importantes:
 Estimula los movimientos del cuerpo.
 Colabora en las constantes de la homeostasis.
 Marca la diferencia entre el hombre y los animales de la escala inferior.

GENERALIDADES.
El Sistema Nervioso es, junto con el Sistema Endocrino, el rector y coordinador de todas las actividades, conscientes e inconscientes del organismo; consta del sistema cerebroespinal (encéfalo y médula espinal), los nervios y el sistema vegetativo o autónomo.
A menudo, se compara el Sistema Nervioso con un ordenador ya que las unidades periféricas (órganos internos u órganos de los sentidos) aportan gran cantidad de información a través de los "cables" de transmisión (nervios) para que la unidad de procesamiento central (cerebro), provista de su banco de datos (memoria), la ordene, la analice, muestre y ejecute.
Sin embargo, la comparación termina aquí, en la mera descripción de los distintos elementos. La informática avanza a enormes pasos, pero aun está lejos el día que se disponga de un ordenador compacto, de componentes baratos y sin mantenimiento, capaz de igualar la rapidez, la sutileza y precisión del cerebro humano.
Sus diferentes estructuras rigen la sensibilidad, los movimientos, la inteligencia y el funcionamiento de los órganos. Su capa más externa, la corteza cerebral, procesa la información recibida, la coteja con la información almacenada y la transforma en material utilizable, real y consciente.
El Sistema Nervioso permite la relación entre nuestro cuerpo y el exterior, además regula y dirige el funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

ESTRUCTURA DEL SISTEMA NERVIOSO.
El sistema nervioso por la diferencia de sus funciones se divide en:
 Sistema autónomo o de la vida vegetativa, conocido también como sistema nervioso central.
 Cerebro espinal o de la vida de relación, conocido también como sistema nervioso periférico.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
Realiza las más altas funciones, ya que atiende y satisface las necesidades vitales y da respuesta a los estímulos. Ejecuta tres acciones esenciales, que son:
1. La detección de estímulos
2. La transmisión de informaciones
3. La coordinación general.
Está formado por el encéfalo, la médula espinal y las meninges.



 LAS MENINGES.
Todo el neuroeje está protegido por estructuras óseas (cráneo y columna vertebral) y por tres membranas denominadas meninges. Las meninges envuelven por completo el neuroeje, interponiéndose entre éste y las paredes óseas y se dividen en encefálicas y espinales. De afuera hacia adentro, las meninges se denominan duramadre, aracnoides y piamadre.
A.- Duramadre Es la más externa, dura, fibrosa y brillante. Envuelve completamente el neuroeje desde la bóveda del cráneo hasta el conducto sacro. Se distinguen dos partes:
a. Duramadre craneal: está adherida a los huesos del cráneo emitiendo prolongaciones que mantienen en su lugar a las distintas partes del encéfalo y contiene los senos venosos, donde se recoge la sangre venosa del cerebro.
b. Duramadre espinal: encierra por completo la médula espinal. Por arriba, se adhiere al agujero occipital y por abajo termina a nivel de las vértebras sacras formando un embudo, el cono dural. Está separada de las paredes del conducto vertebral por el espacio epidural, que está lleno de grasa y recorrido por arteriolas y plexos venosos.
B.- Aracnoides: La intermedia, la aracnoides, es una membrana transparente que cubre el encéfalo laxamente y no se introduce en las circunvoluciones cerebrales. Está separada de la duramadre por un espacio virtual (o sea inexistente) llamado espacio subdural.
C.- Piamadre: Membrana delgada, adherida al neuroeje, que contiene gran cantidad de pequeños vasos sanguíneos y linfáticos y está unida íntimamente a la superficie cerebral. En su porción espinal forma tabiques dentados dispuestos en festón, llamados ligamentos dentados. Entre la aracnoides y la piamadre se encuentra el espacio subaracnoideo que contiene el líquido cefalorraquídeo y que aparece atravesado por un gran número de finas trabéculas.

EL ENCÉFALO a su vez está dividido en:

A. Cerebro
B. Cerebelo
C. Tallo encefálico o cerebral, a este lo integran:
a) La médula oblongada o bulbo raquídeo.
b) El puente o protuberancia.
c) El mesencéfalo.
D. Diencéfalo integrado por:
a.- Tálamo
b.- Hipotálamo.

A. CEREBRO.

Es la parte más importante del sistema nervioso central, está formado por la sustancia gris (por fuera) y la sustancia blanca (por dentro). Su superficie no es lisa, sino que tiene unas arrugas o salientes llamadas circunvoluciones; y unos surcos denominados cisuras, las más notables son llamados las cisuras de Silvio y de Rolando. Está dividido incompletamente por una hendidura en dos partes, llamados hemisferios cerebrales. En los hemisferios se distinguen zonas denominadas lóbulos, pesa unos 1.200 gr.
Dentro de sus principales funciones están las de controlar y regular el funcionamiento de los demás centros nerviosos, también en él se reciben las sensaciones y se elaboran las respuestas conscientes a dichas situaciones. Es el órgano de las facultades intelectuales: atención, memoria, inteligencia.

B. EL CEREBELO.

Está situado detrás del cerebro y es más pequeño (120 gr.); tiene forma de una mariposa con las alas extendidas. Consta de tres partes: Dos hemisferios cerebelosos y el cuerpo vermiforme. Por fuera tiene sustancia gris y en el interior sustancia blanca, que presenta una forma arborescente por lo que se llama el árbol de la vida. Coordina los movimientos de los músculos al caminar y realizar otras actividades motoras.




C. EL BULBO RAQUÍDEO.

Es la continuación de la médula que se hace más gruesa al entrar en el cráneo. Regula el funcionamiento del corazón y de los músculos respiratorios, además de los movimientos de la masticación, la tos, el estornudo, el vómito... etc. Por eso una lesión en el bulbo produce la muerte instantánea por paro cardiorespiratorio irreversible.






 Tálamo:
Esta parte del diencéfalo consiste en dos masas esféricas de tejido gris, situadas dentro de la zona media del cerebro, entre los dos hemisferios cerebrales. Es un centro de integración de gran importancia que recibe las señales sensoriales y donde las señales motoras de salida pasan hacia y desde la corteza cerebral. Todas las entradas sensoriales al cerebro, excepto las olfativas, se asocian con núcleos individuales (grupos de células nerviosas) del tálamo.
 Hipotálamo:
El hipotálamo está situado debajo del tálamo en la línea media en la base del cerebro. Está formado por distintas regiones y núcleos hipotalámicos encargados de la regulación de los impulsos fundamentales y de las condiciones del estado interno de organismo (homeostasis, nivel de nutrientes, temperatura). El hipotálamo también está implicado en la elaboración de las emociones y en las sensaciones de dolor y placer. En la mujer, controla el ciclo menstrual. El hipotálamo actúa también como enlace entre el sistema nervioso central y el sistema endocrino.

E.- LA MÉDULA ESPINAL.

La médula espinal es un cordón nervioso, blanco y cilíndrico encerrada dentro de la columna vertebral. Su función más importante es conducir, mediante los nervios de que está formada, la corriente nerviosa que conduce las sensaciones hasta el cerebro y los impulsos nerviosos que lleva las respuestas del cerebro a los músculos.


Sistema Nervioso Periférico. 

 Definición
Se denomina Sistema Nervioso Periférico a todas aquellas estructuras integradas que comunican al Sistema Nervioso Central con otras partes del cuerpo.
Está formado a su vez por dos sistemas:
1. Sistema vegetativo o autónomo
2. Sistema nervioso somático.







1.- Sistema Vegetativo o Autónomo.

Se encarga de los movimientos inconscientes, como los del músculo liso, cardiaco y del sistema endocrino.
Es un sistema estrictamente motor formado por fibras aferentes (sensitivas) y su control eferente (motora) que está en relación con el sistema somático.
Está formado básicamente por:
a) Subsistemas (simpático y parasimpático)
b) Vías vegetativas
c) Ganglios.

a) Subsistemas:
Los subsistemas que integran el sistema nervioso vegetativo son una parte simpática (toraco lumbar) y otra parasimpática (cráneo sacral), las cuales tienen funciones, si no oponentes en su totalidad, sí en parte, porque mientras uno lo estimula otra lo inhibe.
b) Vías vegetativas
Se integran por dos tipos de neuronas que son:
  Neuronas pre-ganglionar:
Localizada dentro del encéfalo o la médula espinal corre desde cualquier parte del sistema nervioso central a un ganglio.
  Neuronas post-ganglionar:
Localizada fuera del sistema nervioso central, corren desde un ganglio (donde hace sinapsis) hasta un órgano.
Los axones de la neurona pre-ganglionar salen acompañando un nervio craneal o espinal y van a dar a los ganglios vegetativos para asociarse o hacer sinapsis con las neuronas post-ganglionares.
c) Los ganglios vegetativos.
Son estaciones de relevo entre la neurona aferente y el efector visceral. Existen tres tipos de agrupaciones de éstos:
Ganglios del tronco simpático o cadena vertebral.
Ganglios pre-vertebrales o colaterales.
Ganglios terminales o intramurales.
El sistema simpático presenta sus neuronas pre-ganglionares en las regiones grises laterales de la médula espinal, a nivel de la región torácica y los primeros segmentos lumbares. Las prolongaciones de estas células van hasta los ganglios del tronco simpático haciendo sinapsis en este o bien en un ganglio pre-vertebral.
De ahí cada fibra simpática se localiza dentro del tallo cerebral (en los núcleos), y la médula espinal. Las células pre-ganglionares ahí se encuentran, y las fibras de estas células acompañan al recorrido de los nervios craneales III oculomotor, VII facial, IX glosofaríngeo y X vago, y de los sacros 2º, 3º, y 4º. Los recorridos de estas fibras son muy extensos para hacer sinapsis, se localizan muy cerca del efector visceral, inervando ambas neuronas pre y post-ganglionar, un mismo órgano. Lo que nos explicará la acción parasimpática exclusiva.

2. Sistema Nervioso Somático

Está constituido por todas aquellas fibras nerviosas motoras que van del sistema nervioso central al sistema músculo-esquelético y las vías sensitivas, que van de este a las vísceras y la piel al sistema nervioso central.
Este sistema se encarga de todos aquellos movimientos voluntarios y la información sensitiva del organismo.
El sistema nervioso somático está integrado por:
a) 12 pares craneales
b) 31 pares de nervios raquídeos o espinales.
Los primeros inervan diversas regiones del cuello, cara, parte de la cabeza y órganos de las cavidades torácica y abdominal.
Los segundos, localizados a los lados de la médula espinal, se prolongan hacia los miembros superiores e inferiores y el tronco.
a) Nervios craneales
Los nervios craneales tienen tres tipos de fibras:
Sensitivas
Motoras
Mixtas.
A continuación se proporciona el nombre del nervio craneal, su localización y las regiones, órganos o partes de órganos que inervan.
I. Olfatorio. Nervio de tipo sensitivo. Nace en la mucosa nasal hasta el bulbo olfatorio, y de ahí va al área olfatoria del cerebro.
II. Óptico. Es un nervio sensitivo que se origina en la parte nerviosa del ojo, la retina, y corre hacia dentro del encéfalo para terminar en el tálamo y en el mesencéfalo, para posteriormente dirigirse al lóbulo occipital, en el área primaria de la visión y el color.
III. Oculomotor. (Anteriormente motor ocular común), tipo de nervio motor. Se origina en el mesencéfalo y va a inervar a los músculos, elevador del parpado superior y músculos propios del ojo excepto los ciliares oblicuo, superior y recto lateral.
IV. Troclear. (Antes patético) es de tipo motor se origina en el mesencéfalo. Inerva al músculo oblicuo superior del ojo.
V. Trigémino. Es de tipo mixto. Su origen lo presenta a nivel del tallo cerebral. Su parte motora inerva a los músculos de la masticación y a la parte sensitiva, se ramifica en tres partes: Una oftálmica, una maxilar y otra mandibular. Inervando varias regiones de la cara.
VI. Abdúcens (antes abductor), es un nervio de tipo motor. Se inicia en la médula Oblongada e inerva al músculo recto lateral del ojo.
VII. Facial.- Es un nervio mixto cuyo origen se encuentra en la médula oblongada. Sus fibras motoras van a inervar a los músculos de la expresión de la cara. A las glándulas salivales, sublinguales y submaxilares; y la parte sensitiva inerva las papilas gustativas de la lengua.
VIII. Vestibulococlear (antes auditivo), es un nervio sensitivo que se origina en la médula oblongada y presenta dos ramas bien definidas, una de ellas es la coclear que llega hasta el órgano de Corti. La rama vestibular inerva a los conductos semicirculares y al vestíbulo auditivo.
IX. Glosofaríngeo. Es un nervio mixto que nace en la médula oblongada, presenta fibras motoras que inervan a un músculo de la faringe, la glándula salival, la parótida. Las fibras sensitivas inervan a la faringe y a algunas yemas gustativas.
X. Vago. Es un nervio de tipo mixto que nace en la médula oblongada. Es un nervio de mucha importancia por la cantidad de regiones y órganos que inerva por su longitud.
XI. Accesorio.- (Antes espinal), Es un nervio motor que nace en la médula oblongada y médula espinal, para dar inervación a unos músculos del cuello, músculos de vísceras torácicas y abdominales, faringe y laringe.
XII. Hipogloso. Es un nervio motor cuyo origen está en la médula oblongada y va a inervar a los músculos de la misma.
b) Nervios espinales o raquídeos.
Estos integran una parte del sistema somático que a su vez forma parte del sistema nervioso periférico. Son 31 pares que emergen de los agujeros raquídeos y se clasifican en:
8 cervicales
12 torácicos
5 lumbares
5 sacros
1 coccígeo.


CÉLULA NERVIOSA.

Las neuronas son un tipo de células del sistema nervioso cuya principal característica es la excitabilidad de su membrana plasmática; están especializadas en la recepción de estímulos y conducción del impulso nervioso (en forma de potencial de acción) entre ellas o con otros tipos celulares, como por ejemplo las fibras musculares de la placa motora.
Altamente diferenciadas, la mayoría de las neuronas no se dividen una vez alcanzada su madurez; no obstante, una minoría sí lo hace. Las neuronas presentan unas características morfológicas típicas que sustentan sus funciones: un cuerpo celular o «pericarion», central; una o varias prolongaciones cortas que generalmente transmiten impulsos hacia el soma celular, denominadas dendritas; y una prolongación larga, denominada axón o «cilindroeje», que conduce los impulsos desde el soma hacia otra neurona u órgano diana.


Sinapsis.

La sinapsis es el proceso esencial en la comunicación neuronal y constituye el lenguaje básico del sistema nervioso. Afortunadamente, las semejanzas de los mecanismos sinápticos son mucho más amplias que las diferencias, asociadas éstas a la existencia de distintos neurotransmisores con características particulares.
Elliot en 1904 fue el primero que sugirió la posibilidad de que la información era transferida de una neurona a otra por la liberación de una sustancia química desde las fibras nerviosas; Loewi es, sin embargo, el primero que mostró la existencia de una sustancia química en el líquido perfundido con la estimulación del nervio vago y fue su colaborador Navratil quien más tarde demostró que esta sustancia era la acetilcolina.
La sinapsis (del gr. σύναψις, "enlace") es el proceso de comunicación entre neuronas. Se inicia con una descarga química que origina una corriente eléctrica en la membrana de la célula emisora o presináptica; una vez que este impulso nervioso alcanza el extremo del axón, la propia neurona segrega una sustancia o neurotransmisor que se deposita en un espacio intermedio o espacio sináptico entre esta neurona transmisora y la neurona receptora o postsináptica. Este neurotransmisor es el que excita o inhibe a la otra neurona.

Arco Reflejo.


Todo impulso aferente o sensitivo genera una respuesta motora o un impulso eferente o motor. Las neuronas y fibras que participan en este fenómeno constituyen el arco reflejo.
Cuando estudiamos sistematización, tenemos que comprender cada uno de los componentes de un arco reflejo: el receptor, la neurona y fibra sensitiva, el centro integrador en la sustancia gris, la fibra motora, y la unión entre la fibra motora con el músculo o el efector. Esto es lo que hay que tener claro, porque hay respuestas que se pueden elaborar o integrar en el sistema nervioso segmentario y otras donde participa el supra segmentario, que es a través de las grandes vías nerviosas.
El arco reflejo puede ser simple, con 2 neuronas; o complejo, con más de dos neuronas.
 


Componentes del arco reflejo:




EJERCICIOS.
1.    Indicaciones para el alumno: Realiza un cuadro sinóptico donde se muestre la clasificación del sistema nervioso, esta clasificación debe incluir los componentes principales del sistema nervioso, central y del sistema nervioso periférico.

2.    Indicaciones para el alumno: Realizar un dibujo de la neurona señalando sus partes y funciones más importantes.

3.    Indicaciones para el alumno: Realiza un resumen de los pares craneales, indicando su origen, trayectos, órgano efector y función.

3 comentarios: